¡Contáctenos! (5411)4311.0700

Por mejores perspectivas, suben 10% los alquileres de campos agrícolas

Publicado el 09-08-2017

Por mejores perspectivas, suben 10% los alquileres de campos agrícolas

Javier Christensen, Vicepresidente de CAIR, entrevistado por El Cronista

En la zona núcleo, los arrendamientos se encarecieron por las mejores perspectivas de producción. Zonas inundadas y alejadas de las productivas subieron menos. 

 

Alquilar un campo para producirlo es un 10% más caro en esta campaña, que en el ciclo anterior. Sobre todo si se trata de campos que en 2016/2017 tuvieron rindes "que cubrieron las expectativas", y no se inundaron. Esos terrenos "pidieron mejores condiciones de alquiler para la nueva campaña", comentó Javier Christensen, Vicepresidente de la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR), que ubicó en ese valor el crecimiento, medido en quintales de soja.

 

El alza del 10% calculado para los terrenos de la zona núcleo, no aplica para las zonas que sufrieron con las inundaciones y la caída de las lluvias, que afectaron principalmente el sureste de Córdoba y el noreste de la provincia de Buenos Aires, además del litoral. Para estos campos, la realidad es otra. "Lotes que históricamente se sembraban y este año estuvieron tapados de agua, inevitablemente no están en condiciones de aumentar", comentó.

 

La situación también se replica en la provincia de Córdoba. Según un informe elaborado por la Bolsa de Cereales de dicha provincia, el costo de arrendamiento promedio provincial para la actual campaña es de 10,2 quintales de soja por hectárea, lo que significa un crecimiento del 8,5%, medido en quintales, frente a la campaña anterior (9,4 quintales). Al medirlo en dólares, el precio de los alquileres creció un 12,5% a u$s 256 por hectárea.

 

El incremento en los costos de arrendamiento, según se explica, se encuentra relacionado a las expectativas positivas que existen en torno al sector agroindustrial más que a una mejora concreta en los indicadores de rentabilidad de las empresas agropecuarias.

 

Por el lado de los incrementos en dólares, se destaca que es "debido a que las cotizaciones de los futuros a mayo 2018 se encuentran un 5% por sobre los valores que se registraron al momento de cosecha del presente año", destacó el informe de la BCCBA. La campaña anterior el arrendamiento promedio en la provincia se cotizó a u$s 228 por hectárea. Si bien el aumento de 0,8 quintales frente a la campaña anterior, estableció el valor más elevado de las últimas cinco campañas agrícolas, todavía no alcanzó los niveles de 2011/2012, de 11,5 quintales de soja por hectárea y u$s 401 dólares por hectáreas.

 

En el caso de las zonas más alejadas de los puertos, desde CAIR destacaron que los precios de alquiler se mantienen y hasta tienden a la baja en algunas zonas inundadas. "Esto es producto de los aumentos de los costos que los productores tuvieron este año, especialmente en fletes y la inflación que insume gran parte de la producción", afirmó Christensen, que comentó que el índice CAIR que mide la actividad del mercado inmobiliario rural en el país, subió en julio tres puntos respecto a junio (a 41 puntos sobre 100), manteniendo la tendencia positiva en lo que va del año (evidencia una mayor actividad inmobiliaria rural en cuanto a consultas, ventas, interés de los productores y movimiento en general).

 

"Creemos que a partir de octubre cuando pasen las elecciones nacionales, se podrá esperar un mayor crecimiento", destacó. Como novedad, en los casos con problemas de pisos y caminos en Córdoba, se destaca la aplicación de contratos a quintales fijos, donde se paga por la superficie efectivamente cosechada, a efectos de reducir el riesgo productivo. "En maní se están incluyendo cláusulas en los contratos donde el propietario se obliga a realizar un cultivo de cobertura una vez que se libera el lote", afirmó el informe de la BCCBA.



Fuente ( Click Aqui )